background image
Revolución Social de 1936
Jornadas de conmemoración en Málaga ................... 26
Valladolid. Jornada antiordenanza .............................. 27
Cultura
cnt
n°326 agosto-septiembre 2006
2
244
J. Blasco
L
a persona que quiera cenar con Warren Buffett,
el segundo hombre más rico del mundo según la
revista Forbes, deberá desembolsar más de medio
millón de dólares en una subasta benéfica que se
lleva a cabo en Internet (El País 27/06/06). Es
de locos, que por cenar junto a alguien haya que pagar ya
me parece fuera de cualquier lógica, pero que además se
manejen esas cifras (enmascarándolo además en supuestas
"obras benéficas") resulta ya un insulto descarado al resto
de los mortales.
Yo personalmente me hubiese ido a cenar con la gente
de "Rompamos el Silencio" el día, y posteriores, a la oku-
pación del cine Bogart. Eso sí que es divertido. Ver cómo la
policía en el primer día de okupación intenta aislar infruc-
tuosamente a los jóvenes okupas para que no reciban comi-
da ni bebida. Sí, infructuosamente porque un grupo les
distrae en la puerta principal del cine (como arma, el des-
piste), mientras otro grupo les va suministrando la comida
por una de las calles adyacentes con ayuda de una cuerda,
y todo ello ¡gratis!
Otra cena divertida fue, sin duda, la llevada a cabo en
Barcelona el 15 de julio junto a la gente de Mercadona, en
huelga desde hace más de 100 días, y también ¡gratis! (otra
cosa es la solidaria aportación a los huelguistas).
Y es que, aunque el capitalismo intente hacernos creer
lo contrario, aún se puede divertirse sin tener que pagar
por ello.
ENSALADA DE PASTA
Muy llevadero para las comidas en grupo que se reali-
zan en verano, y en cualquier circunstancia. Plato muy
recomendable por su aporte nutritivo, fácil digestión
y elaboración y respeto a la alimentación libre de carne.
INGREDIENTES:
Pasta (a ser posible caracolas de verduras)
Espinacas frescas
Tomates
Cebolla
Zanahoria
Pimiento rojo
Queso
Huevo duro
Frutos secos (pipas, nueces, avellanas etc...)
Pasas
Aliño: Aceite de oliva y vinagre de Módena. Según gus-
tos también podemos añadirle levadura de cerveza.
Elaboración:
Cocer la pasta, a ser posible dejarla "al dente".
Cocer los huevos (12 minutos desde que empieza a
hervir el agua).
Trocear o echar enteras las espinacas.
Cortar los tomates, cebolla, zanahoria, pimiento rojo
y el queso.
Ponerle los frutos secos y el aliño.
gastronomía
Arnold Layne
"
V
ed qué congoja la mía", soy de los
que piensa que Jorge Manrique y
Guy Debord (traductor al francés
de la Coplas a la muerte de su
padre
) se suicidaron al unísono a
pesar de la distancia temporal (el uno con la osadía del
héroe inútil: lanzándose al centro de la batalla en soli-
tario por defender los intereses de Isabel la Católica
amenazados por La Beltraneja; el otro, con una recor-
tada que algún infiltrado puso a disposición de su incu-
rable morbidez). Quitémosle hierro al asunto y
centrémonos: el motivo de esta crónica es el gran dis-
gusto que me he llevado por mor de la defenestración
del Garci y su opulento coloquio en torno a las obras
maestras del cine en el salón de fumadores de La 2.
¡Qué grande es el espectáculo! En aquel programa
había de todo: el casposo Prada reivindicando el plano
aberrante a lo Welles, uno de los nueve novísimos de
Castellet poetizando el desierto rojo de Antonioni, un
fiscal de sala amenizando las sesiones de cine negro con
minucias en torno a aspectos legales inherentes al cri-
men que se deconstruía plano a plano, un miembro de
la saga de los Marías aspirando su pipa y envolviendo
la erudición cinéfila en aromático humo. Al Garci lo ha
sustituido una de sus ex, Cayetana ­hay dos: ésta y la
duquesa de Alba que se casó con el jesuita Jesús
Aguirre, editor de Adorno y Teilhard de Chardin en
España-; la Guillen-Cuervo es émula de Demi Moore, la
que exhibía su embarazo en revistas ilustradas (muy
majas ellas).
El Ente ha decidido borrar de un plumazo el neo-
rrealismo de su programación, también lo ha hecho
con una tradición que durante el franquismo se cons-
tituyó en espacio de libertad: el cineclubismo, que no
es una reunión de profesionales ensalzándose unos a
otros (actores, directores, guionistas, etc.) que anali-
zan la movie después de su proyección, sino de ciné-
filos. ¡Qué grande es el Cine! fue el último programa
televisivo en el que el consenso fue unánime, valga la
redundancia: defendían un dogma que les inspiró José
Luis Guarner, en cine todo es discutible menos el magis-
terio del maestro Rossellini. Si bien su pureza nada
tenía que ver con el padre de Isabella (durante un
tiempo musa de David Linch) y marido de la Bergman
que era la madre de la criatura, pues jamás se les ocu-
rrió advertir a los incautos que aguantaron sus larguí-
simos monólogos a lo tertuliano que la caja tonta
destruye la planificación cinematográfica por razones
obvias: no discrimina más que a la inteligencia; es
incapaz, con más de medio siglo a sus espaldas, de
fomatear el cinemascope en el salón familiar, por muy
plasmática que sea.
A todo esto, Versión Española comenzó su andadura
los lunes con Soldados de Salamina donde se cuenta
cómo Lister, en su huida hacia los Pirineos, decidió
que el terror debía acrecentarse asesinando a ritmo de
metralleta a 26 incautos fascistas entre los que se
encontraba Rafael Sánchez Mazas, que se salvó gra-
cias a la generosidad de un soldado que suspiraba por
una España que desterrara el fratricidio de la Historia.
Garci se despidió con nostalgia y dignidad después
de diez años de política de cine de autor y variadas
incursiones en la Serie B con la finalidad de reinven-
tar el cine artesanal y ofrecerlo a miradas nuevas.
Epígono incombustible de la línea editorial de Cahiers
du Cinema
, entre sus contertulios se encontraba de
vez en cuando Juan Cobos, algo así como el director
espiritual de Film Ideal, revista ultrateórica de los
sesenta; por cierto, Garci comenzó su iniciación al oro-
pel cinematográfico como crítico en Cinestudio, otra de
cine de muy católica ascendencia, luego vino lo de
Asignatura pendiente, el oscar, etc., hasta llegar a
Ninette... Cayetana no tiene nada que declarar.
Podemos, de cualquier manera, ofrecerle una coarta-
da: Versión Española sustituye a ¡Qué grande es el cine!
porque Garci se saltaba a la torera la cuota de panta-
lla. Muy aceptable decisión. No obstante, he aquí un
pero; es decir, sí pero no; ¿no conoce el equipo de pro-
ducción de Cayetana esa anécdota que se atribuye a
los ecologistas y que dice así, más o menos?: el ojo
escindido por la navaja de afeitar era de un pollo ­vivo,
por supuesto-; sí, queridos cinéfilos, ese ojo desgarra-
do que se insinúa entre brumas de pesadilla.
Evidentemente Buñuel era sordo, pero no idiota, cono-
cía muy bien la crueldad mental. ¿Cuántos años de
inane incultura arrastra tras de sí la TV? Muchos, como
decía Rosa Chacel, y mira que soy aficionado, pero no
hay nada que merezca la pena verse. O sí, quién sabe:
a la Belén Esteban haciendo apología de la pena de
muerte por un cabreo repentino, tan propio de la íncli-
ta señorita.
¿La solución? Dejarse de pamemas y seguir y seguir
sin aceptar terapia alternativa alguna. Claro que esto
requiere, como afirmaba Debord, la fiel obstinación de
toda una vida de alienación idólatra. O adherirse a los
que la han desterrado de su salita de estar; hay unos
cuantos, os lo digo yo, que los conozco, y os puedo ase-
gurar que no tienen cuernos.
La televisión ¿es nutritiva?
Ensalada
de pasta
WWW.RADICALGRAPHICS.ORG