background image
P
ara cuando tengas esta edición del
cnt en tus manos, los afiliados a
CNT en el centro logístico que
Mercadona posee en San Sadurní
d'Anoia llevarán ya más de cuatro
meses de dura huelga. Lo que empezó siendo
una movilización por derechos sindicales y de
salud laboral se ha convertido con el tiempo
en algo mucho más importante todavía, en
ejemplo de la dignidad proletaria que todavía
conservan algunos trabajadores.
Pese a lo difícil de la lucha: muchos de los
huelguistas son inmigrantes y Mercadona es uno
de los principales emporios de distribución/ali-
mentación del país, la sección sindical se man-
tiene firme en su determinación y no baja la
guardia en su lucha diaria contra la empresa
del valenciano Juan Roig, sobre todo después
de que últimas
inspecciones
laborales hayan acabado dando la razón a las
denuncias del sindicato, y de que los juicios tam-
bién últimamente celebrados estén declaran-
do la improcedencia de los despidos.
La lucha de CNT ha destapado que la pre-
tensión de Mercadona de hacer una empresa
modélica en cuanto a los derechos de los tra-
bajadores no era más que una farsa. Mercadona
no buzonea, como otras cadenas de alimenta-
ción, sus productos. Después del `jefe' ­así lla-
man en la compañía a los clientes-, vienen los
trabajadores, dice la empresa con orgullo. La
realidad es bien distinta y la CNT no parará de
denunciarlo. Muchos medios de comunicación
han actuado de voceros de esta estrategia
empresarial, pero callan cuando de lo que se
trata de informar es del acoso laboral, de falta
de medidas de seguridad, de despidos impro-
cedentes, de la falta de reconocimiento de sec-
ciones sindicales de CNT, etc.
La CNT seguirá, imparable, denunciando,
luchando, manifestándose, concentrándose,
sin la ayuda, ni falta que le hace, de libera-
dos, de subvenciones, o de votos, sino bebien-
do de su única fuerza matriz, que es la misma
ahora que hace 70 y 90 años: la solidaridad
y el apoyo mutuo de militantes y sindicatos,
y una voz limpia que no está rehén ni sumi-
sa a terceros. Pero para ello, es necesario el
apoyo de todos los sindicatos de la CNT, la
solidaridad activa de todos/as aquellos/as
trabajadores/as que todavía conservan la con-
ciencia de clase. Sigamos manteniendo la
llama de la rebeldía.
Más información en pág. 9
Cuatro meses de huelga,
cuatro meses de dignidad obrera
Cambiar algo, para
que todo siga igual
Página 12
"Constitución
Europea"
logo periodicocnt
www.periodicocnt.org
326
1,25
Agosto-septiembre2006
VI época - Madrid
AIT
Órgano de la
Confederación Nacional
del Trabajo
4 Sindical-laboral / 12 Actualidad / 18 Internacional / 21 Opinión / 24 Cultura / 30 Confederal
4 Sindical
Nueva reforma de las
pensiones
18 Internacional
Israel emplea nuevas
armas contra Gaza y
Líbano
16 opinión
Esperantistas y
Libertarios