background image
CNT - Jerez de la Frontera
El Juzgado de Instrucción nº 1 de Jerez ha
decidido archivar la denuncia que Francisco
Cuevas, miembro de CNT Jerez, presentó con-
tra la Junta electoral y la Policía Nacional por
los hechos acaecidos durante las Elecciones
Europeas de junio de 2004 (ver el periódico
cnt nº 303, julio de 2004). Recordemos que
Cuevas fue detenido por portar una camiseta,
al ser nombrado presidente de una mesa
electoral, con el mensaje "En Democracia:
estoy aquí en contra de mi voluntad y bajo
amenaza de ir a la cárcel". Cuevas acusa a la
Junta y a la Policía de Detención Ilegal,
Vulneración del Derecho Constitucional y
Electoral y Abuso de autoridad.
La Juez entiende que los hechos (que
consistieron en la detención de un presi-
dente de mesa, amenazas por parte de la
policía, traslado de una orden sin que hubie-
ra documento escrito alguno, obligación a
quedarse desnudo de torso, destitución arbi-
traria de un presidente de mesa, etc.) no
son "constitutivos de infracción criminal".
El abogado defensor del militante de CNT
recurrirá dicha decisión judicial, por enten-
der que la Juez ha obviado descaradamen-
te todos los abusos y vulneraciones
cometidas por la Junta Electoral y la Policía
Nacional. Asimismo, el Juzgado ha archiva-
do la denuncia sin haber practicado siquie-
ra todas las pruebas requeridas (faltan aún
policías por declarar, y hasta el acta de la
mesa electoral).
Recordemos que, por otro lado, el proceso
judicial contra Cuevas, acusado de
Desobediencia a la autoridad, sigue adelan-
te, después de aplazarse el Juicio que se iba
a celebrar el pasado 20 de junio. La CNT de
Jerez quiere hacer ver a la ciudadanía cómo
la Justicia tiene un doble rasero: cuando el
encausado es un simple ciudadano crítico
que es consecuente con sus ideas, es perse-
guido con saña; mientras que cuando las
denunciadas son las entidades del Estado, se
corre a tapar rápidamente sus desmanes.
CNT- Compostela
Hace años, cuando el anterior alcalde de
Santiago de Compostela, el socialista Xerardo
Estévez, la CNT ya había reclamado que el
grupo escultórico fuera acompañado de una
pequeña historia que explicara quienes eran
aquellas mujeres. Ni caso. Nosotros sabemos
que no se deben pedir peras al olmo ni tam-
poco favores a los políticos, ya sean de dere-
chas o presuntamente de izquierdas, pero es
de justicia que el público en general sepa y
conozca su historia. Con esa intención, para
recuperar la historia olvidada, para recuperar
la memoria, la CNT realizó una concentración
donde, rodeados de banderas, con una gran
pancarta en la que se podía leer "Fascismo
Nunca Máis" y armados con más de quinien-
tos panfletos, leímos un pequeño comunicado
y recitamos un poema dedicado a Coralia y
Maruxa. Esta es su historia:
Comunicado leído en el acto de homenaje:
Hoy, día 18 de Julio del 2005, la Confederación
Nacional del Trabajo (CNT), se reúne al lado
de la escultura de estas dos mujeres compos-
telanas para rendirles homenaje y recordar a
todas aquellas personas fusiladas, presas y
represaliadas durante los cuarenta años que
duró la dictadura de Francisco Franco.
Se apellidaban Fandiño Ricart. Ellas, como
sus hermanos, pertenecían a la Confederación
Nacional del Trabajo. Alfonso, Antonio y
Manuel. Una saga de anarcosindicalistas com-
postelanos. Un grupo de luchadores por la jus-
ticia social, mejores condiciones de trabajo,
por un mundo nuevo, y con la solidaridad como
mejor arma de defensa. Como hoy, en el siglo
XXI, continua reclamando la CNT.
Detrás de estas mujeres vestidas con ropas
de colores llamativos; bajo la apariencia psi-
codélica y sobre la sonrisa que os pueda pro-
vocar hacer una fotografía veraniega, tenéis
que saber que hay oculto mucho dolor, mucho
temor, mucha represión, como en tantas y tan-
tas familias que tuvieron que callar o emigrar.
Sabedlo...
Cuando la Guardia Civil y los canallas falan-
gistas andaban a la búsqueda de Manuel
Fandiño, que tuvo que permanecer huído entre
los años 1936-1945, pasaban de vez en cuan-
do por el domicilio de estas mujeres para que
"cantaran" donde estaba escondido su herma-
no, y, ellas, callaban y no decían nada, calla-
ban y no lo denunciaban. En represalia, los
salvadores de "España" las subían al Monte
Pedroso, en los alrededores de Compostela, y
allí las dejaban : a veces les quitaban el cal-
zado, otras las dejaban medio desnudas e cuan-
to menos en una ocasión una de ellas fue
violada por "Dios y por España".
No estaban locas. No habían perdido la razón.
Vestían y se pintaban así como forma de protes-
ta contra la sociedad levítica compostelana.
Sabedlo. Maruxa y Corália, así se llama-
ban, pertenecían a una familia de anarcosin-
dicalistas que sufrieron la represión fascista..
Sabedlo. Que las figuras que tanto os
divierten, que tanto os gustan y que rayáis
con navajas representan una Compostela
humillada y ofendida: la Compostela de la
gente que perdió todo aquel año de 1936 mas
de la que hoy recuperamos la memoria.
Fascismo Nunca Máis!
Confederal
cnt
n°315 agosto-septiembre 2005
3
300
Homenaje a dos mujeres compostelanas:
Maruxa e Coralia
El juzgado archiva una denuncia
contra Junta Electoral
Carta a Pepita Carpena, fallecida
recientemente
El pasado 18 de julio, la CNT de Compostela celebró un acto junto a una estatua muy
conocida en nuestra ciudad que se encuentra a la entrada de la Alameda. Representa a
dos mujeres vestidas con unas ropas que llaman la atención a propios y extraños por su
colorido pero no hay ningún cartel ni indicación alguna que explique la razón de su
presencia, en contraste con tantas otras estatuas de próceres patrios, milicos del
generalato o políticos ladrones.
Querida compañera Pepita Carpena:
Con esta despedida queremos recordarte y
decirte que siempre nos quedará en nuestra
retina y corazón la última vez que nos vimos en
Madrid con motivo de la presentación de nues-
tro libro Mujeres Libres. Ya estabas un poco deli-
cada, pero tu fuerza y rebeldía nos contagiabas
y nos decías que no había que bajar la guardia
en nuestra lucha.
Te has ido al último exilio de tu vida, pero
sepas que en nuestras tertulias, reflexiones,
escritos, estarás entre nosotras como una her-
mana muy querida, sabia y valiente y de mucho
coraje. Has sido una mujer que aportaste mucha
energía al movimiento libertario y ¡cómo no! a
Mujeres Libres.
Para nosotr@s la muerte es un acto transi-
torio de la vida, porque siempre recordamos a
las personas que queremos y mientras exista
ese recuerdo, existen esos seres queridos, que
han decidido ya tener un descanso. No es fácil
explicar las ausencias, pero la sonrisa que se
esboza al recordar a mujeres, compañeras, como
tú, reponen esa ausencia. Tú, Pepita, nunca nos
dejarás porque seguirás en nuestros corazones,
como otras compañeras que te precedieron.
Como te gustaba decir, que todos llevamos un
mundo nuevo en nuestros corazones, sepas que
esa frase cobra más fuerza aún, si cabe, en com-
pañeras como tú, porque a través de ti descu-
brimos lo maravilloso que puede ser un mundo
con mujeres donde la ilusión, la esperanza y el
ánimo fueron su bandera.
Nos comentabas con mucha satisfacción la
anécdota que te sucedió al pasar la frontera como
exiliada a Francia y que ahora nosotras en tu
nombre queremos recordar, para que se sepa lo
que valoramos y recordamos lo que eran tus viven-
cias de mujer contestataria: "A la entrada del
camino pedían la afiliación, nombre, etc., llegó
tu turno -nos comentabas- y te diste cuenta con
qué desprecio los gendarmes os trataban, des-
pués de aportar todos los datos y al momento de
firmar, salió otro gendarme que decía: no vale la
pena que se lo pidas, esta gente no sabe ni leer
ni escribir (eso dicho en catalán) -tu lengua-.
Terrible humillación para una mujer como tú; te
sublevaste y le dijiste en catalán también, ¿seño-
res, Uds. tienen en Francia un escritor que se
llama Victor Hugo, a que sí?", te salió espontá-
neo como muchas veces, pero le diste una lección.
Como éste, nos contaste múltiples relatos. No
tolerabas la injusticia y la hipocresía. Donde ibas,
afloraba siempre tu espíritu libertario y de "mujer
libre" del que hemos quedado impregnadas.
Hasta siempre compañera, que la tierra te
sea liviana. Te queremos y recordamos.
Lola Luque, Concha Serrano y Pilar Domín-
guez. Mujeres Libres de Madrid
Acto celebrado por CNT-Compostela en memoria de Maruxa y Coralia.
/ CNT - COMPOSTELA