background image
no (principal gas responsable del cambio cli-
mático) y más de 2.000 toneladas de dióxi-
do de nitrógeno, además de muchos otros
contaminantes.
La introducción del GNL supondría un gra-
vísimo paso atrás en el necesario avance de
Canarias hacia sistemas eléctricos basados en
fuentes limpias de energía y en el ahorro y
la eficiencia, en la misma tendencia en la que
se orientan los sistemas energéticos del res-
to del Estado Español y de la Unión Europea,
y en donde Canarias está a la cola del resto
de Comunidades Autonómicas con el 1,72%
de la energía eólica instalada
Económicamente tampoco es en absoluto
rentable, pues si bien es verdad que el pe-
tróleo es un poco más caro que el gas, el pro-
ceso de transporte, licuefacción en origen y
regasificación posterior del GNL, unido a que
en Canarias no hay una industria potente
que use el GNL como energía primaria ni una
necesidad de calefacción, hace que se vuel-
va más caro que cualquier otro fósil y nada
competitivo, teniendo que recurrir a un sis-
tema de subvenciones con la carga para el
ciudadano que ello conlleva.
Problema al que se suma el que, en las Is-
las, el consumo de electricidad no es homo-
géneo a lo largo del día, aumenta y
enormemente por la noche. Luego tendremos
que mantener plantas como las actuales para
atender esos picos. Es por ello, que la única
rentabilidad, es la que se va a producir para
la multinacional ENDESA y su filial GASCAN
a costa del contribuyente, del dinero públi-
co y en base al proceso de instalación de
esto proceso altamente degradante con el
medio.
La introducción del GNL en Canarias no
ayuda en absoluto al cumplimiento del Pro-
tocolo de Kioto. Canarias representa una mi-
cronésima partícula en el contexto español y
no digamos mundial, y no tiene ninguna re-
levancia. No hay que olvidar, por otro lado,
los estudios más recientes que demuestran
que en Canarias que "el transporte es el res-
ponsable de la mitad del dióxido de carbono
generado en el Archipiélago. El 28% de las
emisiones provienen del automóvil y el 21%
de las aeronaves, mientras que el 43% lo pro-
ducen las Centrales eléctricas. El Protocolo
del Convenio Marco sobre el Cambio Climáti-
co de la ONU (UNFCCC) es más una ilusión
que una realidad y en parte una tapadera por
donde se cuelan los intereses privados de las
grandes empresas contaminantes a través de
prácticas enrevesadas, como lo que se llama
el Comercio de Emisiones (comprar exceden-
tes a otros países que hayan reducido sus
emisiones), el Mecanismo para un Desarrollo
Limpio (proyectos en países en desarrollo por
parte de países industrializados) o la llama-
da Aplicación Conjunta (un país industriali-
zado invierte en otro similar para la ejecución
e un proyecto que reduzca gases de efecto in-
vernadero, obteniendo certificados para re-
ducir emisiones a un precio menor del que le
habría costado en su lugar, mientras el país
receptor recibe la inversión y la tecnología.)
De modo que, si se permite a GASCAN es-
tablecer Estaciones Regasificadoras en nues-
tras costas o en nuestros mares, Canarias se
habrá alejado decisivamente del cumplimien-
to de los objetivos europeos e internaciona-
les de reducción de la emisión de gases que
producen el efecto invernadero, de acuerdo
con el Tratado de Kioto.
No perdamos de vista por otro lado que
estamos hablando de un servicio público. La
energía, como la educación o la sanidad, debe
garantizarse por el Gobierno de Canarias y el
Estado español. Hay que recordar que las
eléctricas recibieron un billón largo en con-
cepto de Costes de Transición a la Compe-
tencia, pero en la práctica se constata que no
existe competencia, que han bajado las in-
versiones, que incluso ENDESA continuará de-
tentando en Canarias el Monopolio de la
energía, al ser el acionista mayoritario de
GASCAN, por un lado y neutralizar y reser-
varse para sí las escasas inversiones en ener-
gías renovables, por otro.
Peligro
Si hablamos del peligro del GNL, hay que de-
cir que es de alto riesgo. En un documento
de Greenpeace-USA contra el Gas Natural, se
afirma que " el contenido de energía de un
simple tanque esatándar de GNL equivale
aproximadamente a 55 bombas como la de
Hiroshima" . Además, si damos un breve re-
paso a los accidentes habidos en el mundo y
referidos a las Plantas de Regasificación o su
transporte por mar y tierra, se constata que
la primera planta de tratamiento de GNL ubi-
cada en Cleveland, Ohio, explotó en 1944.
Los tanques de contención fallaron y libera-
ron su contenido en las calles y en los dre-
najes. La nube de vapor se encendió y el
fuego arrasó con negocios, hogares y oca-
sionó 128 muertes. En 1973 estalló la Plan-
ta de Staten Island, Nueva York, que mató a
40 trabajadores. El siniestro más reciente
ocurrió el 19 de enero del pasado año en
Skikda, Argelia, con una explosión que cau-
só 27 muertos.
Desde 1965 hasta la fecha, en el mundo
han ocurrido 15 accidentes: 8 derrames ma-
rítimos y 7 percances diversos. ¿Estamos por-
que dentro de unos años puedan llegar a
ocurrir catástrofes similares, esta vez, en lu-
gar de en EEUU o Argelia, en Granadilla, Ari-
co o Arinaga?
El GNL pues, es contaminante, ineficien-
te e innecesario.
Alternativas
Apelamos a la dignidad de los políticos ca-
narios -como políticos, y como canarios-,
para que tomen de una vez por todas las
riendas de la Energía hoy en manos de una
multinacional, y democratizar aquella en
base a un PECAN basado en las Energías Lim-
pias, el Ahorro, y la Eficiencia energéticos,
mientras se abre un proceso de desmantela-
miento paulatino de las actuales centrales,
buscando la mayor limpieza en el combusti-
ble actual, pero sin introducir el GNL, proce-
so, que significaría un portazo para el
desarrollo de las energías renovables de las
que tan bien surtida está Canarias y en las
que nuestros ciudadanos van por delante del
Gobierno que oferta 340 Mw ante la deman-
da de 5000 Mw.
Junto con ello, la reducción de la de-
manda: hay que variar el enfoque tradicional,
basado en la oferta-demanda, por una ges-
tión de la demanda, con el objetivo claro de
reducir ésta. En ese sentido no se puede con-
tinuar planificando bajo un crecimiento ur-
banístico-poblacional desmedido donde miles
y miles de camas hoteleras, hagan que se
dispare la necesidad de energía, como ha
ocurrido en los sectores turísticos de nues-
tras Islas.
El ejemplo está en nuestra querida Isla del
Meridiano Cero. El Hierro, cuyo Proyecto de
autoabastecimiento por Energías Limpias es
un ejemplo para el mundo. Y queremos que
lo sea, antes de nada, para el resto de las Is-
las Canarias.
Es básica la creación de una Compañía Pú-
blica Canaria que administre de modo trans-
parente la utilización de los recursos
energéticos, la suspensión de ayudas finan-
cieras de la UE a las energías sucias, y su des-
tino a las Energías Limpias, la introducción
en el precio de la energía de un impuesto
energético, de manera que pague más quien
más derroche, etc. etc.
Denuncia
Denunciamos las mentiras que se están ver-
tiendo en la opinión pública desde hace tiem-
po en el sentido de denominar al GNL energía
limpia, de afirmar que ayuda a reducir el
efecto invernadero y a cumplir con el Proto-
colo de Kioto. Denunciamos el seguidismo y
la dependencia que de los partidos estatales
y de los intereses del Gobierno del Estado -
en lugar de los de Canarias- mantienen los
partidos tradicionales.
Advertimos a políticos y a ejecutivos, así
como a las Instituciones, Organizaciones y
Empresas implicadas, y que que han optado
por estos engaños y por la introducción del
GNL, bien a través de Plantas de Regasifica-
ción en tierra, o de sistemas "Off-shore" en
el mar, que si logran instalar esas plantas
criogénicas, y éstas estallaran, o se produje-
sen graves derrames en tierra, mar o aire, no
dudaremos en demandarles judicialmente.
En caso de que núcleos urbanos como Las
Maretas (Arico), Playa de Arinaga, Polígono
Industrial de Granadilla, El Médano o San Isi-
dro (Granadilla), o el propio Santa Cruz o Las
Palmas, se viesen afectados, y se produjesen
víctimas, estamos decididos a entablar de-
mandas criminales contra los protagonistas
de estos hechos, que no podrán alegar que
desconocen los riesgos de esta operación: es
notorio, y aceptado internacionalmente, que,
después del accidente apenas hace un año de
Skikda en Argelia, ha acabado para siempre
el mito de que el GNL es seguro.
Más información:
Coalición Ciudadana TODA CANARIAS CON-
TRA EL GAS NATURAL:
www.todacanariascontraelgas.tk
todacanariascontraelgas@gmail.com
cnt
n°315 agosto-septiembre 2005
Actualidad
1
133
C
Caan
naarriiaass cco
on
nttrraa eell G
GL
LN
N
La única rentabilidad, es la que se va a producir para la multinacional ENDESA
y su filial GASCAN a costa del contribuyente, del dinero público y en base al
proceso de instalación de esto proceso altamente degradante con el medio
Si se permite a GASCAN establecer Estaciones Regasificadoras en nuestras
costas o en nuestros mares, Canarias se habrá alejado decisivamente del
cumplimiento de los objetivos europeos e internacionales de reducción de la
emisión de gases que producen el efecto invernadero, de acuerdo con el
Tratado de Kioto
La introducción del GNL supondría un grave paso atrás en el necesario
avance de Canarias hacia sistemas eléctricos basados en fuentes limpias de
energía
viene de la página 12