background image
cnt
n°315 agosto-septiembre 2005
Actualidad
1
122
C
Caan
naarriiaass cco
on
nttrraa eell G
GL
LN
N
Ante la exposición pública abierta para el
proyecto de Planta de Regasificación en Ari-
naga y de igual modo en lo que de paralelo
tiene con la de Granadilla-Arico, y la intro-
ducción por tanto del Gas Natural Licuado -
GNL- en Canarias, -sea a través de
reagasificadoras en tierra o en la mar-, las or-
ganizaciones Tagoror ecologista Alternati-
vo(TEA), Círculo Ciudadano "Conciencia
Planetaria", Colectivo ecologista "Tabona" y
Corriente de opinión "Izegzawen", junto a
los colectivos y ciudadanos/as que se han
unido a la Coalición contra el GNL, exponen
a la opinión pública las siguientes conside-
raciones:
NO al sistema "Off-shore", o de regasifi-
cación en el mar
Esta falsa alternativa -el sistema Off-shore, y
por el que la regasificación tiene lugar den-
tro del mar, a bordo de un barco gasero-,
traslada la contaminación y el peligro a nues-
tras costas y a todos los habitantes de nues-
tras aguas. Es una agresión enorme contra los
ecosistemas del litoral y de este océano, y
contra nuestros últimos pescadores. Y signi-
fica seguir quemando un combustible fósil y
sucio, emitiendo diòxido de carbono a la at-
mósfera, y contribuyendo al cambio climáti-
co global, que amenaza con provocar muy
pronto un Cambio Climático Abrupto que po-
dría destruir a gran parte de los seres vivos
de este planeta.
Avalan esta idea los conocidos informes
del doctor Fay, del Instituto Tecnológico de
Massachussets, en los que se expone que en
caso de derrame al mar, por rotura de un
tanque, siniestro de un buque o fallos du-
rante la descarga, este combustible sigue
siendo enormemente inflamable y peligroso
en contacto con el aire. Y puede provocar
graves incendios sobre el agua, con las más
letales consecuencias para la fauna y flora de
nuestro litoral, y para los seres humanos que
se encuentren incluso a considerable distan-
cia del siniestro.
La descarga y procesamiento del GNL mar
adentro NO es segura. No hay modo de con-
tener el gas líquido ni de recogerlo en caso
de derrame y rotura. y en absoluto aminora
los impactos ambientales, paisajísticos y de
seguridad sobre las poblaciones afectadas de
Arinaga y Pozo Izquierdo en Gran Canaria,
como afirman los partidos "Roque Aguayro"
y "Nueva Canarias", -que gobiernan en los
ayuntamientos de la Comarca Sureste de Gran
Canaria-.No se atreven a defender realmente
a sus vecinos, a oponerse a esta agresión.
Simplemente están exigiendo a UNELCO-EN-
DESA que se camufle la amenaza que supo-
ne el GNL alejándolo mar adentro, pese al
peligro que eso supone para el ecosistema li-
toral y para la población local, y que así no
les cueste un voto. El riesgo real de acciden-
tes y de contaminación no parece importar-
les. Sólo aparentar que han conseguido un
gran logro para lxs vecin@s de Arinaga, que
tal vez -ojalá que no ocurra- acabarán por
descubrir que es absolutamente falso que con
esta "alternativa" estén realmente seguros
tanto el "chorlitejo patinegro" como ellos
mismos.
Las distancias de inflamabilidad calculadas
para estos casos ilustran ese peligro. En ese
conocido modelo del Dr. Fay, vemos que si se
rompe un tanque del barco, de 25.000 me-
tros cúbicos de capacidad, la zona expuesta
al riesgo de incendio llega hasta los 4500
metros. En ese caso, lo más probable es que
las personas que se encuentren a 1300 me-
tros de tal incendio que se produzca sobre
nuestras aguas, sufrirán como mínimo que-
maduras de tercer grado (las que produce
una radiación térmica de 5 kilowatios por
metro cuadrado), si no más graves aún. En
realidad el brazo, tubería o gasoducto que
uniría a ese barco-planta regasificadora con
el punto de recepción en tierra, es necesa-
riamente largo, muy largo, para que tal in-
cendio no ponga en peligro a la población
civil. Tal tubería debería tener una longitud
superior a 5 kilómetros, y eso supone una in-
vitación segura a que se produzcan derrames
continuos, con un riesgo muy real de infla-
mación del gas.
En Tenerife clama al cielo el silencio cóm-
plice del Ayuntamiento de Arico -cuyo núcleo
poblacional de Las Maretas, con unos 3000
habitantes reales, va a ser el más damnifica-
do por la escasa distancia de apenas 1,5 Km.
a la Planta Regasificadora. Y la postura del
Ayuntamiento de Granadilla, a quien en días
pasados le entraron las prisas por contactar
con su pueblo, que siempre ha estado ahí, re-
partiendo a las Asociaciones Vecinales y otros
colectivos locales propaganda de su apuesta
por el GNL y el Puerto de Granadilla, en un
claro ejercicio de nerviosismo y de pataleta
ante una batalla que socialmente han perdi-
do y que notarán en próximos comicios.
Siguiendo en Tenerife, rechazamos la de-
fensa del sistema "Off-shore" tanto a través
de la costa de Granadilla como por el Puerto
de Santa Cruz. Supone una amenaza terrible
para los vecinos de esta ciudad. Dado que el
nefasto proyecto de puerto gasero en Grana-
dilla jamás se hará realidad (porque consti-
tuye una violación absoluta de la legalidad
ambiental canaria, estatal y europea y por-
que además, el pueblo no lo quiere), esta
postura presupone que la peligrosa descarga
de GNL se producirá en Tenerife ¡¡¡EN EL
PUERTO DE SANTA CRUZ!!! La tremenda si-
tuación de riesgo en que los va a colocar la
descarga en sus aguas del GNL, empeoraría
enormemente la ya peligrosa situación que
supone para esta población la existencia de
la vieja refinería de petróleos de CEPSA. En
este caso, nunca mejor dicho, se está jugan-
do con fuego: se está admitiendo la posibili-
dad de que Santa Cruz de Tenerife se
convierta en escenario de un accidente pa-
voroso.
Las razones del no al GNL
Esta Coalición manifiesta que el el Gas Natu-
ral es una energía sucia, un combustible fó-
sil, al igual que el carbón o el fuel. No es por
tanto una energía limpia y renovable, sino
todo lo contrario. Emite grandes cantidades
de CO2 a la atmósfera, principal causante del
efecto invernadero y del cambio climático.
Aunque un poco menos que el fuel, la dife-
rencia es escasa (0,70 toneladas de fuel, o
0,57 toneladas de gas natural, por cada MW
de electricidad generado por energía eólica).
Una central de gas de unos 800Mw, por ejem-
plo, emite anualmente a la atmósfera más de
2 millones de toneladas de dióxido de carbo-
La coalición ciudadana "Toda Canarias contra
el GNL" rechaza el sistema Off-Shore como
alternativa a las regasificadoras de Arinaga y
Granadilla-Arico
Pide a ciudadanos/as y ayuntamientos que no se dejen engañar y que en la exposición pública abierta hasta mediados
de julio, dejen claro el rechazo a los combustibles fósiles y la apuesta real y sin ambiguedades por las energías limpias
Declaración pública
Esta falsa alternativa -el sistema Off-shore, y por
el que la regasificación tiene lugar dentro del mar,
a bordo de un barco gasero-, traslada la
contaminación y el peligro a nuestras costas y a
todos los habitantes de nuestras aguas
pasa a la página 13
Estación regasificadora, peligrosamente próxima a un núcleo urbano.
/ AGAPITO DE CRUZ